MALLORCA

valldemossa

Valldemossa

Valldemossa es probablemente uno de los pueblos más bonitos de Mallorca. El topónimo Valldemossa tiene su origen en el siglo X, cuando tropas al servicio del Emir de Córdoba y al mando de Issam Al-Khawlaní, conquistan las islas y reorganizan el territorio 13 clanes familiares llamados “juz”, dando lugar a nuevas denominaciones de las tierras conquistadas. Estos “juz” eran distritos administrativos que abarcaban diversos grupos tribales que se dedicaban a la ganadería. Casi todos los “juz” tenían la misma extensión, excepto Manacor (Manqur) y Monturi (Muntuy) los cuales eran mucho más grandes que el resto.

Tour guiado por Valldemossa

Este lugar fue llamado Wadi Muza, o el valle de Musuh, Señor de estas tierras. Esta alquería pertenecía al ajka (pl. juz) de Bunyula-Musu. Con la conquista Cristiana al mando del Rey Jaume I, este topónimo se mantuvo y así lo acredita El Llibre de Repartiment. Así pues, la alquería del valle de Mussa, es el nombre que más tarde derivará en el actual Valldemossa.

Actualmente se considera patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 2011. Un pueblo rodeado por olivos, almendros y algarrobos donde podréis encontrar las cerámicas pintadas de Santa Catalina Tomàs en todas las casas encontraréis paneles cerámicos con episodios de la vida de Santa Catalina con la frase “Orad por nosotros”; o degustar la típica Coca de patata hecha con patata hervida, huevos, harina de fuerza, aceite, manteca de cerdo, azúcar, levadura y azúcar glas.

La cartuja de Valldemossa:

En el año 1309, Jaume II, rey de Mallorca, mandó edificar el palacio sobre un monte llamado Es Pujol, en el mismo lugar donde posiblemente el moro Muza, señor del valle, tenía su residencia de verano.

El tercer y último morador del palacio fue el rey Jaume III, sobrino y heredero del rey Sanç. El palacio se empleaba en temporada de caza y como residencia real en verano. Después, tras la conquista aragonesa en 1343, el palacio quedó en desuso por la lejanía de la corte aragonesa.

La historia de la Cartuja se inicia cuando el rey de Aragón, Martín el Humano, protector de los cartujos, orden fundada por San Bruno, cedió en 1399 a estos monjes el palacio del rey Sancho, para que se fundara la cartuja.
El primer paso fue adaptar el palacio real a convento; la prisión se convierte en
refectorio (comedor común de conventos, monasterios y algunos colegios); la iglesia
ocupa la cocina del palacio; la plaza de armas se transforma en cementerio; en su entorno se edifica un claustro. La obra nueva se llevó a cabo entre los siglos XVI-XVII con la construcción del claustro de Santa María, con sus celdas, la sala capitular y del infierno o habitaciones destinadas a las mujeres parientas de los frailes.

La desamortización del gobierno liberal en 1821, pone en venta el monasterio y el convento. La cartuja se divide en 47 partes de las que 27 son calificadas como casas. Restablecido el gobierno absolutista en 1823, éste revoca la orden anterior y los bienes de la iglesia retornan a sus propietarios. A la muerte de Fernando VII se reinicia el proceso de desamortización. Una vez
expulsados los monjes por la ley del ministro Mendizábal 1835 y efectuada la posterior subasta pública, el proyecto se extingue, quedando las obras a medio terminar.

Pasados unos años, la Cartuja es adquirida en subasta pública por el banquero Eliseu Canut, exceptuando la iglesia, la sacristía, la farmacia y la sala capitular, que pasaron a ser propiedad del obispado. Nace entonces la Cartuja residencial, en la que se alquilan celdas a visitantes.

Años después, con la llegada del turismo, el conjunto de la Cartuja pasa a ser un
museo explotado por una sociedad civil de propietarios. Actualmente la Cartuja está
dividida en 9 partes. Frédérick Chopin y Aurore Dupín (George Sand), vivieron en una de sus celdas durante el frío invierno valldemosín de 1838 a 1839.

Más sobre Sóller

Aislado en el valle de las naranjas, Sóller y su puerto ofrecen un encanto especial. Descubre el tren más antiguo de Mallorca y algunos de los edificios modernistas más espectaculares como por ejemplo la Catedral de la Montaña.

Más sobre Deià

Situado entre montañas y con  vistas al Mediterráneo, Deià ha sido durante muchos años un imán para famosos artistas y escritores, entre ellos  el famoso escritor Robert Graves.

Más sobre las cuevas del Drach

Descubre las cuevas más grandes de Mallorca donde podrás escuchar un concierto de música clásica en el lago Martel, el lago subterráneo más grande de Europa.

Más sobre visitas exclusivas

Visita los rincones más emblemáticos y pintorescos d Palma. Descurbre la Catedral, el modernismo, el barrio judío ¡y más!

Calidad

Trabajamos con grupos reducidos de máximo 15 personas. 

Exclusividad

Visita exclusiva para ti, para tu familia, amigos y/o pareja.

Local

De nuestra tierra. Siempre trabajamos con guías nativos oficiales de las Illes Balears.

Flexibilidad

Cuándo quieras, dónde quieras y cómo quieras

Contacto

Llámanos

+34 683 31 71 92 

tourteatro@gmail.com