Visitas guiadas en Palma de Mallorca para grupos, empresas y colegios / institutos​

Visita guiada dinámica

¡Prueba nuestro tour personalizado en Palma: historia interactiva para empresas y grupos!

Grupos máximo de 12 personas / guía

teambuilding
escape room palma de mallorca

Escape City Box

¡Prueba el primer Room Escape urbano en Palma de Mallorca! Convierte en el protagonista de "El Asesino de la Máscara"

Grupos de 2 a 4 personas

Calidad

Trabajamos con grupos reducidos de máximo 15 personas. 

Exclusividad

Visita exclusiva para ti, tu familia, amigos y/o pareja.

Local

De nuestra tierra. Siempre trabajamos con guías oficiales de las Illes Balears.

Flexibilidad

Cuándo quieras, dónde quieras y cómo quieras

Información y contacto

+34 683 31 71 92

info@tourteatro.com

Síguenos

Visitas guiadas en Palma

Descubre Palma de Mallorca con nuestras visitas guiadas privadas por el casco antiguo de la ciudad.

Pasea y descubre la historia de la ciudad de Palma de Mallorca. Con nuestras visitas guiadas podrás conocer la historia del casco antiguo de Palma junto con sus curiosidades, anécdotas y rincones mágicos que harán de tu visita una experiencia única.

Visitas privadas en Palma

Nuestras visitas guiadas están diseñadas para descubrir Palma de una forma privada, sin aglomeraciones y a vuestro ritmo. Nos adaptamos a tus gustos.

Con Tour Teatro puedes diseñar tu propia ruta o dejarte guiar por nuestros guías locales oficiales para crear tu visita guiada perfecta para ti y tus acompañantes.

 

Visitas exclusivas en Mallorca

Además de visitas guiadas por el casco antiguo de Palma de Mallorca, también puedes descubrir algunos de los pueblos más bonitos de la Serra de Tramuntana como son Valldemossa, Sóller y Deià o incluso llegar a Artà, un pequeño pueblo del levante mallorquín y visitar su magníficas cuevas, una maravilla de la naturaleza.

Visita el casco antiguo de Palma

Un ejemplo de visita guiada privada puede ser la zona principal del casco antiguo o también conocida como “Palma Monumental”.

En esta visita privada descubriréis los edificios históricos más emblemáticos de la ciudad de Palma de Mallorca como es el Palacio Real de l’Almudaina, construido durante la época musulmana (s. X) y residencia de gobernadores y reyes en Palma de Mallorca y por supuesto la Catedral de Mallorca, considerada una de la catedrales más espectaculares del Mar Mediterráneo.  Además de pasear por plazas, callejuelas y visitando la entrada de Ayuntamiento de Palma donde se exponen los gigantes, el famoso “correfoc” del Drac de na Coca. Sin olvidarnos de los edificios modernistas e historicistas que desde el s. XX encontramos en Palma como por ejemplo Can Forteza Rey y Can Corbellà respectivamente.

Visita la Catedral de Mallorca y el castillo de Bellver

En esta visita privada os mostraremos las joyas de Palma de Mallorca:  La Catedral de Mallorca (también conocida como la Seu) construida entre el siglo XIII y XVII de estilo gótico. Su localización cerca del mar la convierte en la «Catedral del Mar», la única catedral reflejada en el mar.

La otra maravilla arquitectónica gótica es el castillo de Bellver. Construido en el siglo XIV por Jaume II, fue concebido como un palacio-fortaleza para la realeza mallorquina y situado estratégicamente para prevenir futuros ataques.   Este castillo tiene una planta circular y ha sido utilizado como residencia, refugio en tiempos de peste y revueltas, prisión militar y civil y actualmente funciona como museo de historia de la ciudad de Palma.

Visita Valldemossa y Sóller

Valldemossa, lugar de paz y tranquilidad. Vale la pena recorrer sus calles empedradas y fijarse en la entrada de las casas y negocios donde podemos encontrar una pequeña placa cerámica con la imagen de la santa de Santa Catalina Tomàs.  También es imprescindible visitar  la Cartuja, antiguo palacio real del siglo XIV, transformado en monasterio cartujano en el siglo XV y actualmente museo; y probar su dulce más exquisito: la famosa Coca de Patata. 

Sóller llama la atención  por los edificios modernistas, construidos en el siglo XX destacando  la casa-museo Can Prunera y la iglesia parroquial de Sant Bartomeu.  No se pueden ir de Sóller sin haber probado el helado casero y las naranjas, ni haber viajado en el famoso Tren de Sóller, un tren de madera inaugurado en 1912.